Somos Valdecilla Somos Valdecilla
 
Consejería de Santidad del Gobierno de Cantabria Servicio Cántabro de Salud
 
Colecciones
Valdecilla Hospital Universitario Marqués de Valdecilla IDIVAL Hospital Virtual FaceBook de Somos Valdecilla LinkedIn de Somos Valdecilla Alta en las Newsletters de Somos Valdecilla Localización del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Colecciones
Sesiones clínicas de Formación Jueves enfermeros Biblioteca y Publicaciones Residentes Valdecilla Cursos de Formación

Colección Fuentemar

Colección Fuentemar

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla se asienta en los terrenos de una finca conocida como Fuentemar. Este nombre se debe a una fuente, de curso hoy subterráneo, que vierte sus aguas a la bahía de Santander.

Fuentemar es el nombre elegido para un proyecto editorial dedicado a la recuperación de textos relacionados con el primer periodo de la Casa de Salud Valdecilla (1929‐1937). Este periodo es clave para entender la Edad de Plata de las Ciencias Españolas, puerta de acceso de España a la medicina moderna. La antigua Casa de Salud Valdecilla era su mascarón de proa. A nosotros nos gusta considerarnos sus herederos.

Los libros de la colección Fuentemar son todos electrónicos, realizados a coste cero gracias a estudiantes de diseño y maquetación en prácticas. Se pueden descargar de forma libre y gratuita desde la Biblioteca Virtual Marquesa de Pelayo o desde la sede electrónica de Somos Valdecilla (hay que hacer clic en la portada en miniatura):

La obra cultural de la Marquesa de Pelayo: La Biblioteca de la Casa de Sa lud Valdecilla, de Wenceslao López Albo.

La obra cultural de la Marquesa de Pelayo: La Biblioteca de la Casa de Sa lud Valdecilla, de Wenceslao López Albo.
El Dr. López Albo, neuropsiquiatra cántabro, acepta la invitación que le hace en 1927 el Marqués de Valdecilla para dirigir la Casa de Salud Valdecilla, inaugurada en 1929. En 1930 abandona el cargo por disensiones con la Marquesa de Pelayo, sobrina del marqués. En 1936 retoma la dirección de la Institución, que abandona en 1937, cuando marcha al exilio.
En La obra cultural de la Marquesa de Pelayo: La Biblioteca de la Casa de Salud Valdecilla el Dr. López Albo defiende el carácter central de la Biblioteca Marquesa de Pelayo: si las ideas son la sangre que insufla vida a la Casa de Salud Valdecilla, la Biblioteca es su corazón.

Las obras de la Casa de Salud Valdecilla explicadas por su arquitecto, de Gonzalo Bringas.
Gonzalo Bringas nació en 1880 en Laredo y murió en Santander a los 63 años. Fue arquitecto de la Diputación. A él debemos edificios emblemáticos de Santander, como el Palacio de La Magdalena o el Real Club Marítimo de Santander. Fue también arquitecto de cabecera del Marqués de Valdecilla, que le encargó innumerables obras benéficas, en particular escuelas, como las de Colindres, Heras, Villapresente, etc. En su actividad profesional evolucionó desde el Regionalismo al Racionalismo, cumpliendo un derrotero común a muchos artistas de entresiglos, derrotero que conduce a las vanguardias históricas.

La obra cumbre de Gonzalo Bringas es la Casa de Salud Valdecilla, inaugurada en 1929. Las obras de la Casa de Salud Valdecilla explicadas por su arquitecto tiene el valor del testimonio de primera línea, del documento escrito en primera persona.

Epistolario, de Wenceslao López Albo y Gonzalo Bringas.
A Gonzalo Bringas debemos algunos de los iconos arquitectónicos de Santander, como el Palacio de la Magdalena o el Real Club Marítimo, este último considerado joya del Racionalismo en Cantabria. Su principal cliente fue el Marqués de Valdecilla, quien le encargó la dirección de las obras de numerosas escuelas, como las de Colindres, Heras o Tresviso, además del que fuera su principal trabajo: la Casa de Salud Valdecilla, inaugurada en 1929.

El Dr. López Albo, neuropsiquiatra nacido en Colindres, se convierte en el primer director de la Casa de Salud tras aceptar la invitación que le hizo el marqués en 1927. Si Gonzalo Bringas era el director de obra, en el Dr. López Albo recayó la responsabilidad de insuflar vida al proyecto. Estas cartas son testimonio de las ideas que los pabellones se ocupan de materializar, son testimonio del ensamblaje entre alma y cuerpo.

Planeamiento y Organización de un Hospital Moderno, de Wenceslao López Albo.
El Dr. López Albo fue nombrado director de la Casa de Salud Valdecilla en 1928. En septiembre de 1930 dimitió por desavenencias con el Patronato. En 1936 retomó la dirección para abandonarla definitivamente en 1937, cuando se vio obligado a exiliarse. Entre su primer ejercicio como director y el segundo, el Dr. López Albo impartió una conferencia en San Sebastián dedicada al planeamiento y organización de un hospital a partir de su experiencia en Santander, en la que hace balance de sus aciertos y de sus errores. Se trata de un documento clave para el estudio de la historia de la Casa de Salud Valdecilla.

Discursos Inaugurales, de Wenceslao López Albo y Emilio Díaz-Caneja.
Los doctores López Albo y Díaz-Caneja se alternaron en la dirección de la Casa de Salud Valdecilla desde su inauguración hasta el año 1937, cuando las tropas franquistas tomaron la ciudad de Santander.
En el presente libro recuperamos el discurso inaugural del Dr. Díaz-Caneja, incluido en el primer y muy raro número de los Anales de la Casa de Salud Valdecilla, del año 1930, y el del Dr. López Albo, que, censurado en este primer número de los Anales, apareció en la revista Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades.

Conferencia Inaugural de la Casa de Salud Valdecilla(Enero 1930) Dr. Juan González-Aguilar.
La inauguración formal de la Casa de Salud Valdecilla se ha convenido fijarla el 24 de octubre de 1929, coincidiendo con la apertura de los consultorios de especialidades. No obstante, otra fecha posible es el 2 de enero de 1930, coincidiendo con la inauguración del Instituto Médico de Pos-Graduados, acto para el que se organizó un ciclo de conferencias que abrió el Dr. Wenceslao López Albo con una presentación ya publicada en esta misma colección y a la que siguió la conferencia del Dr. Juan González-Aguilar, primera de la Casa de Salud Valdecilla, que ahora recuperamos.

El problema de los enfermos psíquicos en Cantabria.
El Dr. López Albo es responsable del diseño lógico de la Casa de Salud Valdecilla, uno de los buques insignia de la Edad de Plata de las Ciencias Españolas. El Servicio de Neuropsiquiatría, que él mismo dirigía, era el mascarón de proa.
El problema de los enfermos psíquicos en Cantabria incluye dos textos del Dr. López Albo, uno de 1928, recién nombrado Director de la Casa de Salud Valdecilla, y otro de 1937, con un pie en el exilio, donde esboza, en el primero, y concluye, en el segundo, un modelo de asistencia a los enfermos psíquicos pionero en España, modelo que no llegó a ponerse en práctica en su totalidad, pero que sirvió para nutrir proyectos futuros, en particular la Reforma Psiquiátrica del año 1986.

Últimas sesiones clínicas de la Casa de Salud Valdecilla (Abril de 1936)
La Casa de Salud Valdecilla tenía en el Instituto Médico de Post-Graduados uno de sus puntales. Entre sus funciones estaba la organización de sesiones clínicas. Los resúmenes de estas sesiones eran publicados en los Anales de la Casa de Salud Valdecilla. Esta revista nació el año 1930 y murió en junio de 1936. La última sesión publicada lleva por fecha 16 de abril de 1936. ¿La última? No; el 23 de abril al menos hubo otra, quizá ésta sí la última, cuyos resúmenes hemos localizado en La Medicina Ibera, revista madrileña también desaparecida en junio de 1936, resúmenes que ahora recuperamos. Es probable que éstos correspondan a los de las últimas sesiones clínicas de la primera época de la Casa de Salud Valdecilla, a la época del hospital diseñado por el Dr. Wenceslao López Albo, plenamente integrado en la conocida como Edad de Plata de las Ciencias Españolas. De ser así, de tratarse de los resúmenes de las últimas sesiones clínicas de la Casa de Salud Valdecilla republicana, como creemos, se trataría de document0s de enorme valor.

Planeamiento y Organización de las Universidades de Cantabria y País Vasco, de Wenceslao López Albo.
El Dr. López Albo renunció a su cargo al frente de la Casa de Salud Valdecilla en 1930. Se traslada a Bilbao y a partir del año 1932 se vincula al movimiento que persigue la creación de la Universidad del País Vasco, objetivo cumplido en diciembre de 1936. Ese mismo año regresa a Santander y una de sus tareas es la puesta en marcha de una Universidad que queda reducida a efectos prácticos a una Escuela de Medicina vinculada a la Casa de Salud Valdecilla hasta qeu no se apruebe el Estatuto Cántabro. Pero el Dr. López Albo abandona Santander el verano de 1937 y se pierden todos sus proyectos. La Universidad de Cantabria tendrá que esperar hasta el año 1972.
El presente título recoge todos los textos que el Dr. López Albo dedica a sendos proyectos, el vasco y el cántabro, ambos fracasados, pero no improductivos, pues las Universidades actuales no dejan de ser resultado de un proceso del que el Dr. López Albo es precursor.

Aportaciones de Valdecilla al Plan de Enseñanza Médica de 1936, de Wenceslao López Albo y Heliodoro Téllez Plasencia.
En noviembre de 1935 se celebró un importante congreso médico en Zaragoza a instancias de las revistas Gaceta Médica Española y La Casa del Médico. Sus conclusiones fueron basamento del Plan de Enseñanza Médica del Ministerio de Instrucción pública de 1936. En dicho congreso tomaron parte activa dos personalidades vinculadas a la Casa de Salud Valdecilla: los Dres. López Albo, primer Director Gerente, y Téllez Plasencia, Jefe de Servicio de Fisioterapia y Radiología. Los dos sufrirían el exilio, el primero en México y en Francia el segundo. En la presente entrega de la Colección Fuentemar recuperamos las ponencias de los dos doctores, el Decreto resultante del Congreso y las valoraciones que éstos hacen del mismo. Se trata de una compilación de enorme interés para el estudio de la enseñanza médica, y de la participación de la Casa de Salud Valdecilla en ella, durante los últimos años de la Edad de Plata de las Ciencias Españolas.