Somos Valdecilla Somos Valdecilla
 
Consejería de Santidad del Gobierno de Cantabria Servicio Cántabro de Salud
 
Colecciones
Valdecilla Hospital Universitario Marqués de Valdecilla IDIVAL Hospital Virtual FaceBook de Somos Valdecilla LinkedIn de Somos Valdecilla Alta en las Newsletters de Somos Valdecilla Localización del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Colecciones
Sesiones clínicas de Formación Jueves enfermeros Biblioteca y Publicaciones Residentes Valdecilla Cursos de Formación

Un estudio de Valdecilla evidencia que el tratamiento combinado en hospital y domicilio de la endocartitis infecciosa reduce su coste un 32,72%

Fecha: 04-12-2017

Un estudio de Valdecilla, dirigido por el doctor Marcos Pajarón Guerrero, pone de manifiesto que el tratamiento de la endocartitis infecciosa reduce su coste en un 32,72 por ciento cuando se realiza de forma combinada en el Hospital y en casa del paciente en régimen de hospitalización domiciliaria (HaD) una vez estabilizado.

De esta manera se reduce significativamente la cantidad de 54.723 euros por episodio de los atendidos en Valdecilla, sin menoscabo en la eficacia del tratamiento y en la seguridad del paciente, según señala el estudio, que aporta novedosos conocimientos en el campo de la gestión sanitaria y ha sido publicados recientemente por la revista Hospital Practice.

La endocarditis infecciosa es un proceso infeccioso complejo y grave cuyo abordaje, siempre hospitalario, requiere la detección temprana de complicaciones, la adecuada indicación de cirugía cardiaca y un tratamiento muy prolongado con antibióticos por vía endovenosa. Todo ello motiva estancias hospitalarias muy prolongadas con un elevado consumo de recursos.

Las unidades de hospitalización a domicilio (HaD) son dispositivos asistenciales que proporcionan al paciente en su domicilio cotas de diagnóstico, cuidados y tratamientos de rango hospitalario durante un período de tiempo limitado. La mayoría de estas unidades son capaces de atender un amplio abanico de procesos clínicos agudos (infecciones graves, descompensaciones de enfermedades crónicas como la EPOC y la insuficiencia cardiaca, postoperatorios inmediatos, etcétera). En el caso de la endocartitis infecciosa, concretamente, son escasas las investigaciones que han evaluado los costes globales derivados de su tratamiento intrahospitalario y, mucho menos, de la utilización de modelos asistenciales alternativos al ingreso convencional. Saber más sobre el estudio.