Somos Valdecilla
 
Consejería de Santidad del Gobierno de Cantabria Servicio Cántabro de Salud
 
Colecciones
Valdecilla Hospital Universitario Marqués de Valdecilla IDIVAL Hospital Virtual FaceBook de Somos Valdecilla LinkedIn de Somos Valdecilla YouTube de Somos Valdecilla Alta en las Newsletters de Somos Valdecilla
Colecciones
Sesiones clínicas de Formación Cursos de Formación Residentes Valdecilla Biblioteca y Publicaciones

Otorrinolaringología Valdecilla incorpora la neuronavegación a la cirugía nasosinusal y de base de cráneo

Fecha: 08-03-2018

Ha operado ya a cerca de 30 pacientes con este sistema que aumenta la seguridad, disminuye la morbilidad y permite realizar procedimientos más complejos

El Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del Hospital Valdecilla ha apostado por la innovación mediante la incorporación de la neuronavegación a sus procedimientos quirúrgicos en los últimos cuatro años, en los que cerca de 30 pacientes se han beneficiado de este sistema que ha ubicado a Valdecilla como centro de referencia para la especialidad.

Otorrinolaringología Valdecilla prevé aumentar considerablemente el uso de esta tecnología en sus cirugías durante los próximos años. La neuronavegación es un sistema de localización espacial de instrumentos quirúrgicos que correlaciona su posición con las imágenes anatómicas del paciente captadas mediante TAC o resonancia magnética. De este modo, según ha explicado el jefe de la sección de Rinología, Roberto Megía, "se puede conocer en todo momento cuál es la situación exacta de un instrumento dentro de la cabeza del paciente" y aumentar así la seguridad de las cirugías, "ayudando a mantener la orientación en situaciones adversas', teniendo en cuenta que las fosas nasales y la base del cráneo son una de las zonas más complejas y de difícil acceso de la anatomía humana y, además, su proximidad a las orbitas oculares y el cerebro exponen estas estructuras a posibles daños si no se realiza una cirugía correcta.

El montaje del neuronavegador para los procedimiento de Otorrinolaringología no supone más que unos pocos minutos extra de preparación del quirófano por parte de los especialistas, consistente en cargar las imágenes del enfermo en el sistema y colocar en la cabecera del paciente un brazo con el emisor de ondas electromagnéticas que detectará los instrumentos que se utilicen en la intervención.

"Primero hay que realizar un registro de la cabeza del paciente que relacione la anatomía real con el escáner previamente cargado y, una vez que se verifique la precisión del sistema, se puede comenzar la cirugía", ha aclarado Megía, que ha destacado que además de incremenmtar la seguridad del paciente, el neuronavegador ofrece la posibilidade de llevar a cabo cirugías más completas, porque permite "remover estructuras comprobando de antemano que no suponen un riesgo para el paciente".

Otras de sus ventajas es que "permite disminuir considerablemente la morbilidad, tanto de lesiones irreversibles (daño al nervio óptico), como reversibles (fístula de líquido cefalorraquídeo)" y la media de estancia hospitalaria de los pacientes, además de suponer un gran avance para la formación de residentes, que pueden seguir la operación en quirófano viendo exactamente su desarrollo y comprendiendo mejor la técnica que está empleando el cirujano en este tipo de intervenciones tan complejas.

Cirugía endoscópica de base del cráneo

El uso más habitual del neuronavegador en Otorrinolaringología es la cirugía de la patología inflamatoria nasal, es decir, la sinusitis crónica con o sin pólipos nasales. Pero se utiliza incluso con más frecuencia en procedimientos más complejos, de la patología tumoral, tanto nasal como de base de cráneo (adenomas de hipófisis, meningiomas y estesioneuroblastomas), "ya que permite realizar una cirugía lo más radical posible respetando el tejido sano".

En este sentido, el equipo multidisciplinar de cirugía endoscópica basicraneal, formado por neurocirujanos y otorrinolaringólogos, lleva empleando la cuarta generación de neuronavegación craneal disponible en el quirófano de Neurocirugía para realizar procedimientos complejos de acceso a la base craneal desde su puesta en marcha hace más de cinco años.

De esta forma, el Servicio de ORL se suma a la experiencia del Servicio de Neurocirugía-Unidad de Raquis Quirúrgico, que dispone de esta tecnología desde hace más de 15 años y cuenta con una dilatada experiencia en su utilización en casi 10.000 pacientes.