Somos Valdecilla
 
Consejería de Santidad del Gobierno de Cantabria Servicio Cántabro de Salud
 
Colecciones
Valdecilla Hospital Universitario Marqués de Valdecilla IDIVAL Hospital Virtual FaceBook de Somos Valdecilla LinkedIn de Somos Valdecilla YouTube de Somos Valdecilla Alta en las Newsletters de Somos Valdecilla
Colecciones
Sesiones clínicas de Formación Cursos de Formación Residentes Valdecilla Biblioteca y Publicaciones

Investigadores del IDIVAL avanzan en el conocimiento de los genes más vulnerables al daño en el DNA

Fecha: 06-11-2018

El estudio abre un nuevo horizonte de investigación acerca de la implicación de estos genes en enfermedades neurodegenerativas

Un estudio liderado por los investigadores del IDIVAL Miguel Lafarga y Maite Berciano y la investigadora del CNIO Ana Cuadrado demuestra la existencia de genes más vulnerables al daño del DNA o refractarios a su reparación que pueden estar implicados en la fisiopatología de cuadros neurodegenerativos.

El artículo, publicado en Acta Neuropathologica Communications, explica cómo las neuronas de la corteza cerebral procesan el DNA no reparado en un modelo animal de inducción de lesiones en el DNA con radiaciones ionizantes. Aproximadamente el 5% de las neuronas control (no irradiadas) y el 55% de las irradiadas acumulan el DNA no reparado en un compartimento nuclear específico de cromatina (PDDF, 'persistent DNA damage foci'). Para preservar la estabilidad genómica e impedir la expresión de mRNAs y proteínas aberrantes codificadas por los genes lesionados, los PDDF se aíslan del resto del genoma con moléculas barrera de la cromatina (CTCF) y silencian la expresión de sus genes.

El análisis con inmunoprecipitación de la cromatina y secuenciación genómica (ChIP-seq) de las secuencias de DNA lesionado acumuladas en los PDDF revela un número de regiones genómicas específicas, algunas de ellas relacionadas con genes que codifican proteínas esenciales para la fisiología neuronal e implicados en enfermedades neurodegenerativas humanas.

El estudio abre un nuevo horizonte de investigación para comprender los mecanismos que permiten a las neuronas tolerar la acumulación de lesiones en el DNA sin activar el programa de muerte celular.

Figura 1: Neuronas de la corteza cerebral de un animal irradiado con rayos X teñidas con ioduro de propidio (PI, rojo). Una neurona muestra un PDDF asociado al nucléolo e inmunomarcado para la histona H2AX (verde), un marcador del daño en el DNA.

Figura 2: Distribución genómica de la señal H2AX de daño en el DNA en la región scn4a del genoma. Los picos representan la densidad de lecturas H2AX en la corteza cerebral de un animal control y de dos animales irradiados (l1 y l2).